Skip to content

Cheque no a la orden

17 diciembre, 2020

El cheque “No a la orden” es aquel que no puede ser endosado por el beneficiario. Esto quiere decir, que la persona que recibe el cheque como método de pago, no puede hacer esto mismo con otra persona, solo puede depositarlo para ser cobrado, lo cual debe hacerse en la cuenta bancaría del beneficiario indicado en el mismo.

Diferencias entre un cheque a la orden y uno no a la orden

El cheque a la orden es el que se puede transferir y puede ser endosado por un tercer beneficiario, y este puede hacer lo mismo siguiendo una cadena, hasta llegar al último que se encargara de cobrarlo.

El cheque a la no orden se debe cobrar por la persona notada en el cheque como beneficiario, y no puede endosarlo nuevamente.

Para que el cheque se considere “no a la orden” se debe indicar de forma clara en el mismo, ya que en norma general, todos son emitidos como a la orden, de esta forma la persona que lo recibe sabrá que debe depositarlo directamente.

Cómo descontar un cheque no a la orden

Si queremos emitir un cheque como “no a la orden” debemos notificarlo a aquella persona que lo va a recibir, ya que debe estar de acuerdo con ello. Sumado a esto, es importante saber que el trámite de cobro es más largo que uno normal.

Beneficios para las pymes de un cheque no a la orden

Este tipo de cheques se suele utilizar entre pymes y empresas para forzar vínculos laborales, ya que mediante estos, ambas partes pueden lograr un acuerdo con el medio de pago. Además, son documentos que tienen un mayor control por lo que dan más seguridad al realizar transacciones.